Las puertas de un tren atraparon la cabeza de esta mujer y nadie se atrevió a ayudarla




¿Te ha pasado que vas en un vagón del Metro tan repleto de gente que te da miedo no llegar a la puerta cuando tienes que bajar? El terror aumenta cuando uno piensa que algo puede quedar atrás: la mochila atrapada entre las puertas, o lo que cuelga de una chaqueta… ¡eso sí que es algo que se suele ver!

¿Pero que alguna parte de tu cuerpo quede ahí justo cuando están cerrando? ¡No ahora, por favor!

Una mujer de Nueva York fue la cara visible de todos esos temores comunes. Viajaba en el tren subterráneo de la ciudad y se dio cuenta que había llegado a la última estación cuando las puertas ya estaban a punto de cerrar.

Fue extremo. Corrió y tomó vuelo para saltar fuera del vagón -si no, ¡¿a dónde iba a llegar?!- y el destino le jugó una mala pasada, ya que su bolso quedó atrapado.

Intentó devolverse y volver a salir… y se acabó el tiempo. ¡Las puertas se cerraron justo en su cuello! Toda clase de pensamientos pasaron por su cabeza en un segundo… pensó simplemente que ése era el fin.

Pero por suerte, el diseño de este transporte está hecho pensando en este tipo de accidentes… y lo único que pasó es que la mujer quedó con su cabeza asomada, mirando a quienes pasaban.

Instagram/ theshaderoom

Si eso ya suena un poco vergonzoso… lo que pasó después lo es más (¡e indignante también!).

La gente pasaba a su lado… ¡Y NO HACÍA NADA!

Instagram/ theshaderoom

Un pasajero que se encontraba en la otra dirección comenzó a grabar esta extraña escena y el video tuvo millones de visitas, ya que nadie puede creer que ¡hasta una guardia pasó a su lado y ni siquiera la miró!

Y bueno, siempre pero siempre está el que se lo toma con humor. El “camarógrafo” de esta escena publicó el video con la siguiente descripción: “Si pensabas que estabas teniendo un mal día, siéntete bien de que éste no eres tú. Yo simplemente estoy tratando de entender por qué todos pasan caminando como si nada estuviese pasando”.

Las autoridades del transporte metropolitano aclararon que la guardia ya había hablado con ella, y que un rato después la sacaron sana y salva.

¿Pero igual podría igual haber charlado con ella para entretenerla mientras pasaba un momento en ese extraño lugar, no?