Lo detuvieron en el Aeropuerto de Colombia tras encontrarle 9.600 dólares en el estómago




Un extraño e inédito caso ha tenido lugar en el aeropuerto de Ríonegro de Colombia, en donde en horas de la mañana un ciudadano colombiano con residencia en Estados Unidos fue detenido luego de que tras pasar por la revisión ordinaria por parte de agentes aeronáuticos, fue sorprendido trayendo múltiples elementos en su estómago en el examen de rayos X.




CVU

A diferencia de lo que todos pensamos en un inicio, el hombre de 49 años cuya identidad no ha querido ser revelada por autoridades colombianas, llevaba nada más y nada menos que 9.600 dólares ¡en su estómago!, ya que horas antes utilizó una técnica antes desconocida para ingerirlos y que no se destruyeran en el camino hasta sus intestinos.

Fue descubierto en el momento de la revisión ya que había ocultado cerca de 50 mil dólares en un amplificador de guitarra, por lo que las autoridades de Colombia, decidieron interrogarlo. En el interrogatorio y mientras el sujeto era consultado por el dinero “secreto”, respondió con incoherencias lo que despertó las sospechas en los policías.

Al realizarle un examen de rayos X, los uniformados descubrieron algo que ciertamente sus ojos nunca habían visto en el tiempo que llevan trabajando en el terminal aéreo: el hombre había ingerido 15 dedos de látex con dinero, por lo que presentaba un fuerte dolor abdominal.

El Colombiano

Según indicó el director de Antinarcóticos, mayor general José Mendoza el ahora sospechoso, fue trasladado hasta un recinto hospitalario, en donde en la cirugía se le extrajeron 9.600 dólares desde su estómago.

El sujeto fue detenido en el aeropuerto de Ríonegro cuando se disponía a viajar a la ciudad de Medellín, en donde se presume que reinvertiría el dinero en droga, para posteriormente sacarla fuera del país en cápsulas que fueran ingeridas por más personas “del negocio”.

Vicepresidencia

Cabe destacar que Colombia es uno de los países con mayor producción de hoja de coca en el mundo, generando más de 700 toneladas anuales, por lo que ya es algo habitual que narcotraficantes utilicen los métodos más impresionantes para transportar la droga o especies que conlleven a una mayor producción y exportación.