Probamos los extraños atuendos de maniquíes de grandes tiendas. Lo que descubrimos nos decepcionó




Vivencial-728-1

Las chicas Upsocl somos tan osadas que se nos ocurrió hacer un vivencial en el que nos probamos distintas prendas exhibidas en los maniquíes de las tiendas (de medidas perfectas, por supuesto) y mirar cómo se veía en cada una de nosotras. Después compartir si nos gustó, si lo usaríamos, si lo odiamos…

La variedad sería por la distinta forma y medidas de nuestros cuerpos, y porque los “Modelos” llevan las prendas muchas veces arregladas con alfileres, colocados estratégicamente para que ninguno de los mundanos que los vemos exhibidos, sepamos que la perfección con que la portan, es mentira. 

Nuestra locura comenzó con un paseo de otoño-invierno, en búsqueda de dónde había estacionado Fran.

IMG_9830 2
UPSOCL

Una vez en el auto recorrimos unos cuantos kilómetros para llegar al centro comercial al que decidimos ir.


Escogimos un centro comercial selecto, ya que muy poca gente se pasea por allí.  Con lo que iba ser mucho más fácil poder probarnos las prendas sin mayores complicaciones de tiempo en la fila.

¡¡LLEGAAAAMOS!! y primero, la respectiva selfie de ascensor para desatar la furia en noche de chicas plus “compras”.

IMG_9870 2
UPSOCL

Nuestro primer destino fue una tienda de ropa juvenil, donde nos encontramos con estos maniquíes, “extremadamente” perfectos.

Vivencial-728-2
UPSOCL
MANIQUI1
UPSOCL

Rápidamente a los probadores:

Vivencial-728-8
UPSOCL
O1 2
UPSOCL

Yo soy una gran fanática de las leggins (calzas) y la ropa larga para combinarlo perfecto. Este vestido se veía muy lindo en el maniquí, obviamente, pero cuando me lo probé me parecía muy incómodo de la espalda y era muy ancho de la cintura, si hubiera sido más apretado, de repente me hubiera gustado más. (Usaré pinzas como el maniquí y así uuuuuuf, perfecto…sí claro)

Vivencial-728-10
UPSOCL
Tenida 1 2
UPSOCL

Solo usaría este vestido con un cinturón o algo que le de más forma, porque es muy ancho y no se ajusta  bien a mi cuerpo. Me gustan los colores y la combinación con leggins estas botas altas, pero la pieza principal definitivamente no es de mi gusto. Las leggins y las botas sí me gustaron mucho.

Vivencial-728-9
UPSOCL
Vestidook 2
UPSOCL

Con esta prenda fue donde se hizo más notoria la diferencia en los tipos de cuerpo entre mis amigas y yo. Por ejemplo, a mí me quedaba sobre la rodilla y ellas por debajo; a ellas no les gustó cómo se sentían con él, por mi parte sí lo usaría para ir a algún bar por la noche de jueves. Pero debo confesar que me desanimó un poco mi potencial elección porque cuando mi novio vio la foto (sin tener idea de lo que nos estábamos probando) pensó que estaba pidiendo su opinión para comprarme esa pijama. No.


Vivencial-728-3
UPSOCL
MANIQUI23
UPSOCL
Vivencial-728-8
UPSOCL
O2 2
UPSOCL

La blusa amarilla me quedaba larga en cuanto a las mangas. Me gustaba cómo se veía desamarrado, pero definitivamente esto de vestirme como el maniquí no me estaba gustando tanto. Encima de todo, las tres pensamos que es una chaqueta y sí, sí señores, parece PERO, es una blusa. De repente eso lo hace un poco práctico… su apariencia. Sin embargo, igual lo dudaría y me preguntaría mil veces-¿lo compro o no?- 

Vivencial-728-10
UPSOCL
Tenida 2 2
UPSOCL

La blusa amarilla fue una de las cosas que más me gustó, aunque tenía un escote muy pronunciado así que la usaría con una camiseta o algo abajo para evitar mostrar algo de más. Más tarde, cuando vi las fotos en mi casa pensé que la verdad no era una prenda que le sentara tanto a mi cuerpo, pero el color era lo que más me convencía.

Vivencial-728-9
UPSOCL
Amarillook 2
UPSOCL

La vimos en el maniquí y, por la hechura, las 3 pensamos que era una chaqueta. Pero cuando la encontramos dentro de la tienda, nos dimos cuenta que era una blusa de tela gruesa y pesada para usarla con un top coqueto debajo. Me gustó, particularmente, los botones grandes y la cinta que va a la cintura. Y como es de un largo ideal, la usaría con leggins negros antes que con pantalón. Me la pondría, ejemplo, para ir al cine con mis amigas o para salir a comer con mi hermano. Aunque prefiera el estampado y no las prendas lisas, me motivó el dicho “Quien de amarillo se viste en su belleza confía.

 


Vivencial-728-4
UPSOCL
MANIQUI23
UPSOCL
Vivencial-728-8
UPSOCL
O3 2
UPSOCL

¿El saco? Puede tener un diseño bastante bueno y elegante, pero cuando alzaba mis brazos me quedaba como 3/4. Eso no me gusta, mucho más porque si veo el maniquí y me aviento a comprarlo quiero algo abrigador para esta temporada de invierno en el cono sur de Latinoamérica. Además, puedo afirmar que se ve mejor puesto que verlo en el maniquí. Lo que sí me encantó y por eso tuve que tomarle fotito fueron las botas. 

Vivencial-728-10
UPSOCL
Tenida 3 2
UPSOCL

Me compraría esta chaqueta, que estaba a un poco menos de 40 dólares. Me gustó mucho el estampado y la forma que tenía. La encontré elegante y versátil: podría usarla para ir a trabajar, aunque también para salir a algo en la noche.

Vivencial-728-9
UPSOCL
Estampadook 2
UPSOCL

Lo usé con negro debajo y me pareció sumamente elegante. En el maniquí no lo parecía tanto, pero cuando me vi en el espejo, decidí que sería una compra que definitivamente tendría. Sobre todo porque prefiero la ropa estampada y este modelo me fascinó particularmente. Pienso que sería ideal para usarlo para acudir a un evento semiformal por la noche, y unos jeans para verse casual, como el maniquí. Es la ventaja de este tipo de prendas, que son tan dinámicas como creatividad tengas.



data-ad-client=”ca-pub-2616375668672252″
data-ad-slot=”5921304003″>

Vivencial-728-5
UPSOCL
IMG_9853 2
UPSOCL
Vivencial-728-8
UPSOCL
O4 2
UPSOCL

¡No, no, no, no, no! y así infinitamente NO. Cuando vimos el maniquí con mis compañeras nos llamó la atención el atuendo. Digo juzguen por su cuenta y admitan que se ve bien el maniquí y toda la combinación. Cuando entre a probarme el “vestido tipo blusa (?) ¡dios mío!, me sentía como una monja (sin ofender a nadie). Yo soy enana en cuanto a estatura, y no uso tacos casi nunca, pero aún así creo que no estaría tan convencida de usar esta ropa. Comparen al maniquí “perfecto” y “fashion” y luego mírenme mi, la pequeña Elena.  Lo me gustó fue la combinación de colores y el sombrero. (Por eso aproveche en tomarme la foto sólo de la parte de arriba… Así se ve mejor, ¿o no?)

Vivencial-728-10
UPSOCL
TEnida 4 2
UPSOCL

Pensé que esto se iba a ver peor, pero creo que la mezcla de colores lo salvó. La blusa me llegaba hasta la mitad de la pantorrilla, y a diferencia del primer vestido siento que un cinturón no le haría buen juego porque me vería desproporcionada. Siento que esa prenda está diseñada para la pasarela o para alguien muy alta. Definitivamente no lo compraría. El sombrero me gustó mucho, y quizás usaría una blusa burdeo con chaqueta de jean, pero con pantalones o falda debajo

Vivencial-728-9
UPSOCL
Jeansok 2
UPSOCL

Dudo que en algún momento llegue a comprar algo parecido a esto. Por separado, me gustó la chamarra y la blusa me pareció bonita con los botones dorados, pero una vez que me lo puse, toda esa ilusión se terminó. En realidad es cómo me hacía sentir la blusa, más que el conjunto en sí. Era como una mujer cuadrada con un semblante triste. Me sentía como una campesina infeliz. Y no es una grosería porque crecí en un campo, sino que la combinación me causó esa sensación al verme en el espejo. ¿Te fijaste en el largo de la blusa en el maniquí y en nosotros? Ok, no voy a decir nada.

Aquí, nos atrevimos a tomarnos una selfie grupal, antes de que nos atraparan en el acto… ¡Que bellas monjitas!

CHICAS
UPSOCL

Vivencial-728-6
UPSOCL
IMG_9884 2
UPSOCL
Vivencial-728-8
UPSOCL
05 2
UPSOCL

Esta fue la parte más divertida del vivencial. Digo, al lugar donde fuimos a probarnos lo que había en ese maniquí era muy “alta costura”. Desde que entramos nos sirvieron champaña (con opción de tomar energética si queríamos). La persona que nos atendió nos contó de TODO… desde la historia de aquel lugar, hasta cómo es que se escogen los atuendos para los maniquíes y cómo es que siempre escogen (literalmente lo dijo así) “las tallas más pequeñas porque así se ve mejor”. Bueno, directo al grano, me quedó totalmente grande todo el atuendo, a pesar de ser tallas XS/S (blusa) y 2-4(talla gringa en pantalón) no me quedó tan bien. Sin embargo, me di cuenta que aquella blusa la podía usar de vestido… (Solo faltan las calzas  (leggins) del primer atuendo y ya está).

—>(Blusa convertida en vestido= ¡Felicidad TOTAL!) 

ELE
UPSOCL
Vivencial-728-10
UPSOCL
Tenida5 2
UPSOCL

En el maniquí esto se veía sumamente elegante, y siento que eso sí se traspasa a quien se pruebe la ropa. Aunque la talla era bastante grande (usé una camiseta XS y me quedó muy suelta), era algo que podría arreglarse si necesitara la ropa para un evento. Cosa de coser y listo. No suelo usar pantalones blancos, pero siento que estos eran bonitos y quedaban bien con la camiseta.  Nota aparte es que había que usarlos con unos tacos enormes.

Vivencial-728-9
UPSOCL
Blancook 2
UPSOCL

Lo usaría para verme sofisticada y moderna al mismo tiempo. A simple vista, la blusa parece una playerita informal que puedo usar con unos jeans rotos, pero la verdad es que los detalles de pedrería en la parte delantera y ese tipo de corte en la manga, me hicieron exaltar mi feminidad.

-Aquí nos divertimos muchísimo porque pudimos hablar con la vendedora directamente, quien nos guió mucho en cuanto a escoger la talla correcta. En todo momento fue amable y aunque estamos seguras que dudaríamos un poco antes de comprar el atuendo nos gustó por el trato, que siempre es un gran plus.

Eso y esto (un poco de champaña y energética):

IMG_9883 2
UPSOCL

No podía faltar la selfie porque ooooooobvio, nos sentíamos muy elegantes y femeninas. (Omitan los calcetines rosados de Lolita)

IMG_9879 2
UPSOCL
Vivencial-728-11
UPSOCL
  • Elena: Todo este experimento de por si nos demostró que los “estándares de belleza” que aún rondan en la sociedad son los típicos modelo flaca y alta. Y eso lo comprobamos una y otra vez cuando fuimos al centro comercial. Partimos con miedo porque no queríamos que nadie nos “atrapara” y terminamos totalmente contentas con el resultado porque una, probamos nuestro punto. Las tiendas de ropa aún no se han “atrevido” a exhibir a una mujer del día a día. Hay que admitirlo, muchas estudiamos, trabajamos, tenemos hijos, familia, siempre nos preocupamos por nuestro físico pero no es lo primordial en nuestras vidas. No hay que exagerarlo. Una cosa es que te cuides, lleves una dieta balanceada y otra es que te mueras de hambre para ser talla 0. Y dos, la verdad es que sirvió mucho para que las tres nos conozcamos más y disfrutemos de un grato momento entre chicas. Todas somos de distintos países así que la fusión de cultura sí que funciona. ¡Mis chicas Comunidad y este vivencial, fueron lo máximo!
  • Lolita: Para mi, la peor parte fue tomarme fotos, porque las selfies (como lo dice la galería de mi teléfono) no son lo mío. ¿Y en un espejo? Ni se te ocurra. Concluyo que no se trata de la prenda o el conjunto que elijas y mucho menos de cómo se ve en el maniquí; se trata de cómo te hace sentir cuando te vistes con él. Eso dependerá de cuán a gusto estés con tu cuerpo hoy, porque ha cambiado y lo seguirá haciendo a lo largo de tu vida. A veces pensamos que el espejo nos mira feo, pero ¿Ya te diste cuenta quién te ve así?
  • Francesca: Una de las partes más difíciles de este experimento fue evitar que las personas en las tiendas se dieran cuenta de lo que tramábamos. Usamos la estrategia del silencio, la de las evasivas (cuando una persona me preguntó que opinaba de una combinación horrible en un maniquí, yo contesté que me gustaban los colores jeje), y la mentira derechamente: “no, es que tenemos un evento y debemos ir las tres vestidas iguales”).No suelo hacer cosas a escondidas y esto fue un desafío jijiji.Respecto a los maniquíes, hay que tener claro que son sólo una forma de destacar las prendas y nadie debería esperar verse exactamente como ellos. La misma dependienta de uno de los locales nos lo dijo: “en este maniquí queremos destacar este vestido, y ya nos quedan solo dos unidades”. Además, me sumo a las chicas (Lolita, específicamente) en cuanto a las selfies. Rara vez me tomo una selfie, y menos en un espacio tan pequeño como un probador (no se cuentan los con efectos de Snapchat, ah).

Y antes de irnos…

Nos sentíamos “fabulosas” (Miren a la Fran-puro liso sensual-, Elena con poker face y Lolita esperando su gran final-lo verán más abajo-)

Ahora mírenlas cuando se acabó el vivencial:

¡Yo sé que nos verán volver!

Ahora sí, hasta una próxima queridos y bellos lectores: